Las islas de: Margarita, Coche y Cubagua forman el Estado Nueva Esparta.

Después que Colón pasó por las aguas de "Tierra de Gracia", como llamó a lo que es hoy Venezuela, en su tercer viaje en 1498, el 15 de agosto es cuando descubre las islas, observaron que los aborígenes se adornaban con sartas de perlas, esto atrajo la codicia de los acompañantes de Colón. En la busca de las perlas, llegaron en 1499, dos expediciones: la de Alonso de Ojeda con Juan de la Cosa y la de Pedro Alonso Niño con Cristóbal Guerra. Pedro Mártir de Anglería, capellán milanés y docto latinista, cuenta en una carta "muchas perlas son como avellanas y semejante a las orientales"

En Cubagua o Isla de las Perlas, los conquistadores españoles, a comienzos del siglo XVI, fundaron la ciudad de Nueva Cádiz, para la explotación de los placeres perlíferos debido a la gran abundancia y riqueza de sus focos perlíferos, que la hicieron muy famosa, sin embargo, ya en 1550 se habían agotado los ostiales, dejando a la isla sólo la leyenda y el recuerdo de aquella inmensa riqueza.

Durante los años de 1600 a 1650, las perlas fueron usadas como moneda debido a la falta de monedas acuñadas para el comercio.Fue Colón quien le dió nombre a la isla de mayor tamaño, en honor a la Infanta Margarita de Austria.Por ello se llama Margarita.
Fue tan famosa esta isla, de Cubagua, que en una comedia escrita durante el siglo XVII, por Lope de Vega, titulada: "Amar, servir y esperar" se lee:"...que aunque esto digo traemosmás diamantes que en la Chinaha visto el más lince Febo,doce perlas de Cubaguaque fueron del Fénix huevossi hubiera casta de Fénix..."
En todo este tiempo se ha desarrollado una industria de fabricación de joyas, con las perlas sacadas de los placeres perlíferos. Hoy dentro de una ostra o madreperla podemos encontrar una y sorprendernos gratamente.
Actualmente los ostiales no tienen perlas, o son muy pequeñas, lo que es poco productivo para ser pescadas con beneficio comercial.En las imágenes observamos la variedad de joyería elaborada con perlas margariteñas.